El propósito te encuentra

Cada vez que un libro llega a mis manos, lo primero que hago es abrirlo y olerlo.
¡Me encanta el olor a libro!

…Todo comenzó cuando aún era una niña. Crecí en una familia amante de los libros. Mis padres estudiaban cada día, llenando de libros nuestro mesa de comedor, ambos biólogos y pedagogos. Cada noche había un momento para leernos un cuento a mi hermano y a mí, historias que cambiaban a medida que las leían mientras nuestra imaginación se volvía loca.

En el salón de nuestra casa, estanterías llenas de libros rodeaban un pequeño televisor de color rojo sandía, que se encendía muy pocas veces a la semana. Recuerdo jugar con mi hermano al famoso concurso de los años 90, “el tiempo es oro”, buscando palabras en las numerosas enciclopedias que teníamos en casa.

Y así fue, como poco a poco el mundo de los libros me fue cautivando.

Siempre pensé en escribir un libro, donde contaría la historia de mi vida. Sería un libro con capítulos cronológicos, en primera persona, donde describiría con detalles las experiencias vividas, las aventuras… Con el pasar de los años, y con cada café compartido a lo largo del mundo, me di cuenta que las páginas iban cobrando vida por sí mismas pero, para mi sorpresa, no se trataba del libro de la historia de mi vida, sino de las vivencias, relatos, biografías, anécdotas, cuentos de los demás. Y así nació la Editorial Ruge.

Cada libro cuenta una historia única, que lo hace tremendamente especial.

Dejar un comentario

Tu dirección email no será publicada.

0
X